Brocke, Edna y Klein-Rusteberg, Karl-Heinz (prólogo). El objetivo sería la libertad de pensamiento «sin el edificio de la tradición», con inteligencia, profundidad y valentía. La comunidad política de los Padres Peregrinos había realizado una federación, el Mayflower Compact, que consistía en un «acto de comprometerse unos con los otros (Sichaneinanderbindens)». Desde 1998 se realizan también en Hanóver todos los veranos eventos similares, cuyos resultados se publican. Hannah Arendt hingegen versteht Macht als die Fähigkeit, sich in zwangloser Kommunikation auf ein gemeinschaftliches Handeln zu einigen. El significado del pensamiento en la vida pública, que se transforma cada vez más en vida laboral, retrocede en gran medida. Eichmann en Jerusalén: Un estudio sobre la banalidad del mal (título original: Eichmann in Jerusalem.A Report on the Banality of Evil) es un libro de la filósofa Hannah Arendt, publicado en 1963.En el texto la autora afirma que aparte de un deseo de mejorar su carrera, Eichmann no mostró ningún rastro de antisemitismo o daño psicológico. La entrega de los miembros fieles llegaba así a tal punto que estaban dispuestos a sacrificar sus vidas por el líder o el partido en cualquier momento. La ancestral relación entre gobernantes y gobernados se había mantenido. UU. Her most influential teacher, Martin Heidegger, had begun writing his magnum opus, Being and Time, shortly before they met. Hannah Arendt, nacida Johanna Arendt (Linden-Limmer, 14 de octubre de 1906 - Nueva York, 4 de diciembre de 1975) fue una filósofa y teórica política[1]​ alemana, posteriormente nacionalizada estadounidense, de religión judía y una de las filósofas más influyentes del siglo XX.[2]​. La maldad, el mal, Arendt lo considera como un fenómeno de falta de juicio. Hannah Arendt propone un rescate de la esfera de la acción cívica, en la cual los seres humanos actúen verdaderamente, construyan efectivamente en cooperación con los demás, su vida; esa vida singular que al momento de nacer era un mandato: “Sé tú mismo”. Las iniciativas de la élite y la chusma habrían sido más bien obstáculos en «la creación de aparatos funcionales de dominación y exterminio». En Hanóver, Marburgo y Heidelberg se han colocado placas conmemorativas en sus lugares de residencia. «Una mala señal son las condenas increíblemente leves que emiten los tribunales. En París, ambos pertenecían al mismo círculo de refugiados alemanes, junto con Walter Benjamin, el abogado Erich Cohn-Bendit, el psicólogo Fritz Fränkel y el pintor Kurt Heidenreich.[18]​. UU. Ella lo rechazaba señalando su existencia judía. Arendt representa la idea de una persona de espíritu libre cuando dice, finalizando: «Es el reino de la humanitas, al que cualquiera puede llegar desde el origen que le es propio. Por lo tanto, la culpa recaería sobre unas determinadas personas. Allí, Arendt comenzó a trabajar en su obra sobre Rahel Varnhagen von Ense que realizaría en forma de tesis. Mientras que su correspondencia con Jaspers, Blücher, McCarthy, Blumenfeld y Johnson ha podido publicarse casi en su totalidad, faltan casi todas las cartas a Heidegger y Broch. Esta falsa conclusión corresponde a la insistencia moderna en la voluntad como sustituta del pensamiento. Arendt cita el informe de Albert Camus sobre una mujer a la que los nazis le hicieron elegir cuál de sus tres hijos debía ser asesinado. Entre las biografías se encuentra también la primera que realizó, A heroine of Revolution (Una heroína de revolución, 1966; en alemán: Rosa Luxemburg, 1968). A este término opuso el término «parvenu» (advenedizo), inspirada por los escritos de Bernard Lazare. Tras un corto intervalo en Heidelberg, el matrimonio vivió un año en Fráncfort. El nazismo destruyó esos planes. Los dos últimos capítulos, sobre su teoría del paria y el parvenu, fueron escritos en el exilio en París en 1938. Los individuos son normalizados socialmente; los desvíos de esa norma son descartados como asociales o anormales. («¿Qué es filosofía existencial?») fue publicado casi al mismo tiempo en EE. [...] Con esos pocos, finalmente es indiferente a dónde les lleven las tormentas de su siglo. La creencia filosófica en el progreso no debe convertirse en un criterio en el ámbito político, tal como fue el caso en la Revolución francesa. También afirma que la moral de una sociedad no debe recaer sobre el concepto de conciencia moral, pues se corre el riesgo de que esta se manipule y en última instancia se logre instaurar el totalitarismo. Desde 1995 se entrega el Premio Hannah Arendt al pensamiento político, financiado por la ciudad de Brema y la Fundación Heinrich Böll. 254. El centro de gravedad de sus análisis estaba en las cosmovisiones políticas, es decir, en las ideologías como bases para los estados, a las que luego juzgaba en función del grado de libertad política y estado de derecho que concedían al individuo en el espacio público y especialmente en el político, o bien el grado de aquellos que el individuo puede, junto a otros, conseguir. Kant no sólo había contemplado como legisladores y jueces a los hombres de estado y los filósofos, sino a todos los seres humanos, y habría llegado así a la exigencia de una república, a la que la investigadora se adhiere. 334., véase también EuU 1995, pág. El número de judíos u otros grupos asesinados en los campos de exterminio y concentración nazis o de los muertos en la «guerra de depredación» son demostrables. En el texto desarrolla su propia posición dentro de la filosofía existencial, que no continuaría en sus obras posteriores. [19]​ En una carta a Salomon Adler-Rudel, Arendt narraba poco después las circunstancias de los internamientos de refugiados procedentes de la Alemania nazi. Con el nacimiento empieza la capacidad de realizar un nuevo comienzo. Grandes masas de personas desarrollan la tendencia al despotismo, o bien de un individuo, o bien de la mayoría.[101]​. Arendt diferencia su comprensión del pensamiento tanto de Platón y Aristóteles, que entendían el pensamiento como observación pasiva, como del cristianismo, que convirtió la filosofía en la «criada de la teología» y el pensamiento en meditación y contemplación. Arendt se sentía impotente frente a la gran cantidad de personas críticas que poseían dinero, personal e influencias. Hannah Arendt y la política de la verdad. El instrumento de poder de Stalin era la transformación de los partidos comunistas en filiales del Komintern ruso, dominado por Moscú. El tipo de crimen, según Arendt, no era fácilmente clasificable. En ella faltaba toda referencia a un pensamiento utópico. Raul Hilberg también criticó la idea de la «banalidad del mal».[39]​. Además reflexiona sobre la historia, la política y notablemente menos sobre la sociedad, así como las ciencias históricas, políticas y la sociología y delibera sobre pensamientos religiosos. La originalidad de su pensamiento, sus críticas agudas y punzantes a la pérdida de la dimensión plural del hombre contemporáneo y a la consecuente facilidad con la cual este es víctima de la sociedad de masas y del totalitarismo tienen una profunda vigencia hoy, más de medio siglo después de haberlas escrito. Sin embargo rechazaba la «ficción» del comunismo. El hombre se convirtió en el Homo faber, es decir, creador de un mundo artificial. Hannah arendt, insigne pensadora del siglo XX, nacida en Hannover en 1906, y criada en la ciudad de Könisberg, fue siempre una incansable crítica quien, a lo lar-go de su vida, cultivó la reflexión, desde sus años mozos en la alemania de Weimar Su caso se convirtió en un precedente, de forma que otros se beneficiaron posteriormente de sus largos pleitos. Aplica su método propio de «tomar en serio y literalmente las opiniones ideológicas». Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, Adolf Eichman, elque fuera responsable de la logística para la organización y distribución delos campos de concentración, huyó a Argentina para evitar un Tribunal deGuerra. «antisemitismo, el asunto de Palestina, migraciones, falta de patria, etc.». Beide stellen Macht als eine Potenz vor, die sich in Handlungen aktualisiert; aber jeder legt ein anderes Handlungsmodell zugrunde. La edición alemana salió a la venta en 1959. 2006. Bei der Gedenkfeier der Universität Basel zum Tode von Karl Jaspers im März 1969 kam sie auf dieses Thema zurück: Jaspers habe in seinem Leben exemplarisch die „Dreieinigkeit“ von Vernunft, Freiheit und "Poner el tiempo en hora quiere decir renovar el mundo", Hannah Arendt El conocimiento de los diferentes puntos de vista es designado por Arendt como «pensamiento representativo». [9]​ La obra fue reseñada en importantes publicaciones filosóficas y literarias. A pesar de que con Hegel lo político experimentó una revalorización, Arendt se dirige sobre todo contra la idea de Hegel de la necesidad del desarrollo histórico. A veces, invierte el significado corriente convirtiéndolo en su contrario. Además, editan los Hannah Arendt Studien, en forma de colección de libros. y poco después en Alemania Occidental. En sus cartas habla de su deseo de mantenerse productiva hasta la muerte. «Entre nosotros crece paradójicamente el número de los que sustituyen a Moisés y a David por Washington o Napoleón...», judíos que querían «rejuvenecerse» a costa de no judíos. Al contrario que Heidegger, para Jaspers la filosofía sería solo la preparación para la «acción» a través de la comunicación, tomando como base la razón común a todos. Seguramente, la obra más conocida de Arendt es Eichman enJerusalén. Su posicionamiento moral se basaba en el código de honor de una pequeña élite de intelectuales judíos de Europa Oriental, que se veían a sí mismos como cosmopolitas. La referencia a una conjura mundial judía en el sentido de Los sabios de Sion, el cambio de significado del término «sionismo», que incluía a todas las organizaciones no sionistas y por lo tanto a todos los judíos, se prestaba mejor a la realización de las aspiraciones a un dominio mundial que el capitalismo o el imperialismo, gracias al resentimiento antisemita preexistente en la población.[90]​. Pero el ensayo trata principalmente de la relación entre la Filosofía y la Política, de la relación entre las «verdades de razón» y las «verdades de hecho». Su sistema de análisis —parcialmente influido por Heidegger— la convierte en una pensadora original situada entre diferentes campos de conocimiento y especialidades universitarias. de antiguos comunistas, intelectuales y artistas por Joseph McCarthy y sus seguidores. [g]​ Condenó en numerosas ocasiones la Guerra de Vietnam, por ejemplo tras un análisis de los Papeles del Pentágono, que publicó bajo el título Lying in Politics (La mentira en la política) en 1971.